100. Cambia tu Historia, con mi hija Fátima Velásquez Sosa

Me siento emocionada y muy honrada de compartir contigo el Podcast 100. En este episodio tan especial tengo una invitada muy especial. 

He invitado a este episodio a una de las mujeres mas importantes en mi vida, ella es mi querida hija Fatima, quien decidió muy conscientemente darle un giro a su historia.

Ella en este 2020 bajó 20 kilos y claro que se notan,  el cómo es que los bajó y sobretodo el por qué los bajó es lo que realmente ha cambiado su historia.

Y antes de que ella nos comparta su historia, quiero contarte un poco de su historia desde mi perspectiva.  Fatima es mi tercera hija de cuatro. Ella siempre ha sido una niña preciosa, alegre, con una chispa única, una niña muy carismática e independiente. A sus 10 años yo ya la había llevado con un par de nutriólogas, ya la había puesto a dieta y lo hice porque ella solía estar siempre entre el peso máximo “normal” y el espacio del sobrepeso. 

Yo pensaba “pobre hija mía, le tocaron los malos genes, siempre va a batallar, tenemos que cuidarla”. Creo que como mamá por varios años hice todo lo que no se debe hacer para ayudar a una hija a adoptar hábitos mas saludables.

Uno de lo que considero mi gran error fue yo haberme propuesto la meta de que ella bajara de peso. Traté por mucho tiempo de controlarla, “no comas esto”, “ya no te sirvas más”, “tienes que bajar de peso”. Lo que esto generó fue tensión entre las dos, para mi frustración y ante la frustración pues yo comía. O sea ni la controlaba a ella, ni me controlaba yo a mi misma.

Fue gracias al coaching, entendiendo y profundizando en lo que es el verdaderamente el amor incondicional, que pude darme cuenta de algo.  El yo proponerme que mi hija Fátima baje de peso, no es algo que puedo lograr yo, ni porque no quiera que sufra, ni porque quiera dejar de sentirme culpable de que ella estuviera en donde estuviera. Decidí que a mi lo que me toca, o más bien lo que me propuse fue  solo amarla, amarla incondicionalmente.

Si ella baja o no baja, amarla. Su vida es preciosa y a ella le toca decidir como vivirla, hay más probabilidades de que tome decisiones basadas en el amor, si se siente amada. Enfoqué entonces mi energía a amarla en lugar de estar controlándola. Se lo hice saber, hablé con ella poco antes de que entrara a la universidad y por supuesto le ofrecí mi apoyo en todo momento. Hoy mi niña  tiene 20 años, está estudiando su tercer año de psicología, este 2020  ella decidió darle un giro a su historia y por el tema del confinamiento la tuve mucho tiempo en casa, lo cual ha sido una bendición, una bella inspiración y hoy nos comparte parte de su historia.

Fátima comparte lo que desde su perspectiva es el sentirse etiquetada como “la gordita”. Cómo es que esta etiqueta llega a convertirse en una “realidad” para todos y hasta llegamos a encontrar evidencias falsas para seguir manteniendo esa etiqueta.

Eso que solemos decir “siempre seré la gordita” nos ciega, nos hace pensar que realmente nuestro cuerpo no funciona, no nos permite ser realistas y encontrar el por qué realmente tenemos sobre peso.

Eso es lo que ella hoy ha descubierto. “No se me ocurría pensar que pesaba de más porque comía todo lo que se me atravesaba. Decidí pensar que mi cuerpo no funcionaba, con lo cual no había nada que hacer. Era culpa y responsabilidad de mi cuerpo, no mía”. 

Lo cierto es que en el proceso buscaba “la dieta milagrosa” y entre tantos intentos, solo bajaba un poco, rebotaba más y el sentimiento de frustración era más grande. Hoy Fátima tiene claro que pesaba de más porque comía de más. Comía de más por frustración, por enojo, para hacer enojar a los demás. Esto la llevó a un ciclo de más y más emociones negativas, además quería esconderse en las fotos y entre la ropa. 

Hubo un momento en donde ya ese numero en la báscula marcaba estar en el espacio de sobrepeso, para ella fue un tocar fondo y nos cuenta que tuvo miedo. Al sentirse mal física, emocionalmente y darse cuenta de que la única persona que podía sacarla de ese espacio era ella misma, decidió primero dejar el gluten y los lácteos y a tomar mucha agua.

Al decidir hacerlo por ella misma, lo hizo verdaderamente y empezó a experimentar desinflamación y algo que reconoció inmediatamente fue también sentirse más animada y positiva. 

Evidentemente fue un comprometerse consigo misma, estar más consciente y dejar de creerse falsas ideas con respecto a ella y su peso. Comenzó a repetirse ideas diferentes y con ello ha cambiado su historia.

El número más alto que ella vió en la báscula fue 79 y está segura que llegó a pesar más que eso. Al darse cuenta de que realmente haciendo cambios si podía bajar de peso, se puso como meta pesar 69. Su pensamiento fue “quiero lograrlo, lo voy a hacer aunque sea difícil” y su resultado fue no solo llegar a 69, hoy pesa 59. El número es solo un indicador, lo maravilloso es que al hablarse con la verdad, ella ha generado salud, bienestar y se ha demostrado que puede lograr lo que se proponga. 

Ella nos comparte su plan de acción específico, pero recalca que el cambio de pensamiento es lo que le ha permitido hacerlo y hasta llegar a disfrutar hacer el salir de su zona de comfort.

Básicamente su plan consiste en:

  1. Reducir o prácticamente eliminar gluten, lácteos y azúcar 
  2. Tomar diariamente entre 2 y 3 litros de agua
  3. Planear con anticipación sus comidas
  4. Saber que es libre de comer todo y permitirse comer todo lo que le gusta pero planeando con anticipación (teniendo clara su meta)
  5. Disfrutar el proceso

Fatima nos invita a darnos cuenta de que podemos lograr lo que nos proponemos, y que nuestros resultados, los generamos nosotras mismas. 
Reconozcámoslo, podemos cambiar nuestra historia.

Por mi parte, si te identificas con Fátima porque has sido etiquetada o si has sido o eres una mamá que por estar tratando de controlar la historia de todos en casa estás perdiendo el control de la tuya y comes de mas por emociones, no estas sola. 

Puedes hacerlo espectacular es para ti, date el regalo de creer en ti, de cambiar tu vida y con ello tu historia. Por estos primeros días del 2021, estamos ofreciendo un el 50 % de  descuento en el primer mes de nuestro programa de coaching. Inscríbete hoy en monicasosa.com/estoylista, estaré encantada de acompañarte en tu hermoso camino.

Agradecida contigo por ser parte de nuestro movimiento deseo de todo corazón que tengas 2021 ESPECTACULAR. 

Te comparto aquí un par de fotos de mi querida hija Fátima, antes y después de decidir cambiar su historia 🥰

Tu coach, 

Mónica Sosa

* El Podcast Puedes Hacerlo también puedes escucharlo en: Apple PodcastsSpotifyYouTube,  y muchas otras plataformas de podcasts. Disfrútalo y suscríbete.

Close

 

Dame por favor tus datos para poder compartir contigo cada semana estas herramientas que sé que funcionan. 

* Si no recibes inmediatamente un correo de confirmación, busca por favor en el fólder de spam